[ESP] Construcción 107: Luneta del portón principal (2) - San Jorge y el Dragón

03/08/18 | ۩ | 0 commenti

Y por fin hemos llegado a la realización del primer fresco de la Domus.

Cómo ya dije en la anterior entrada, este elemento deberá tener un fuerte impacto para causar impresión en los huéspedes pero también en los que verán la casa sólo desde afuera.
Después de haber estudiado el sujeto, cuyas hipótesis iban desde el "castillo" que aparece en las monedas genovesas de la época hasta un escudo o un emblema familiar, decido representar la figura de San Jorge en el clásico pose a caballo mientras mata al dragón con su lanza.

Esta imagen, además de representar la religiosidad de la familia, recoge lo que era el mismo símbolo de la ciudad desde la época de las cruzadas y que aún hoy aparece en el estandarte oficial de Génova usado en las ceremonias y en las representaciones históricas.
El dibujo se adapta con facilidad a la forma ojival de la luneta, como se puede ver en este primer boceto fuera de escala realizado sobre papel.

Ahora el problema que se pone es de carácter técnico: ¿cómo dibujar el fresco y sobre qué soporte?
Ya desde hace tiempo había estudiado un método que consistía en la realización de una superficie muy fina con yeso blanco, que a continuación pintaría con temperas o acuarelas y aplicaría al fondo de la luneta con un poco de cola. Podría incluso ejercer cierta presión con los dedos para crear unas grietas en la superficie.
Pero el destino quiere que un día, encontrándome en casa de parientes para ayudar en una mudanza, note una pared en malas condiciones de la cual se va desprendiendo la pintura...

Va de si que a mi regreso a casa ya tenía material suficiente para decorar una miniatura de la capilla sixtina.


El material está compuesto por varias capas de pintura sintética, así que resulta bastante plástico y resistente, y la superficie tiene la consistencia perfecta para poder pasar por un enlucido antiguo sin tener que lijarlo con el riesgo de que tome demasiado brillo.

Sobre esta base realizo el dibujo a lápiz, esta vez con las medidas exactas de la luneta.


Para colorear mi fresco en principio intento usar colores acrílicos muy diluidos, aunque a mi gusto el tono resulta demasiado saturado. El tamaño es muy pequeño y me resulta difícil mantener un buen nivel de detalle en el dibujo, incluso con el nuevo pincel de punta fina comprado para la ocasión.


Para definir mejor la figura, una vez que la tempera esté seca repaso el borde con un rotulador negro. El resultado me convence a medias, aunque más que un fresco parece una miniatura de algún códice sobre pergamino.


Como ocurre a menudo con la construcción de nuevos elementos, tampoco en este caso resulta buena la primera "toma", así que tendré que repetir todo el proceso para tratar de obtener mejores resultados.
En esta segunda pieza voy a usar acuarelas en vez de temperas, eliminando además el friso interior al arco que quedaría oculto bajo las molduras de piedra.

El resultado es el siguiente:


Esta vez nada de retoques con rotulador, tan sólo unos trazos a lápiz en algunos puntos. El dibujo está menos definido en el detalle, pero se parece mucho más a una pintura mural.

Gracias a la resistencia de la capa sintética puedo recortar el fresco con tijeras sin que se rompa y probar a montarlo con los elementos de piedra del portal.



Para componer definitivamente la luneta será suficiente terminar la estructura y pegar todas las piezas, algo que ya iré contando en el próximo post...



MATERIALES:
fragmento de pintura sintética blanca
HERRAMIENTAS:
acuarelas, tempera, rotulador negro, lápiz negro, pincel fino, portaminas 0,5 2B, tijeras
MEDIDAS (en cm):
3,6 x 2,4
grosor: 0,1




Related Posts with Thumbnails