Construcción 11: Corte de la pizarra

17/01/12 | ۩ |

La pizarra que tengo a mi disposición ya viene cortada en barras de diferentes tamaños, del grosor máximo de 1 o 2 centímetros.
Cuando recogí las piezas de aquel contenedor de escombros cerca del cementerio de Génova aún no sabía exactamente cómo la cortaría, así que preferí elegir las más pequeñas y fáciles de transportar, ya que tenía que llevarmelos a España en mi maleta. En Andalucia la pizarra natural es un lujo y no se encuentra con tanta facilidad. 

Tras la compra del Dremel y de sus accesorios, hice algunas pruebas de corte con el disco de diamante y el resultado lo pueden observar en las siguientes imágenes:


Gracias al tamaño reducido de las piezas la labor de corte no es excesivamente dura y no cansa demasiado el motor. La dificultad varia mucho según la disposición de las capas en la piedra.
Es buena costumbre seguir siempre la dirección natural de éstas, ya que de otro modo el riesgo de ruptura de la pieza es bastante elevado.

Tratandose de corte en seco, es inevitable producir cierta cantidad de polvo y hacer este trabajo dentro de casa sería una locura, a menos de no tener a disposición una habitación-taller. Mejor de todas maneras trabajar al aire libre, en la terraza o en el jardín.
Por supuesto hay que manejar el Dremel con mucho cuidado y protegerse de polvo y lascas con unas gafas protectoras e incluso una máscarilla (que yo uso muy poco). 

 

Como alternativa al utensilio eléctrico, se pueden usar las clásicas tenazas y realizar cortes menos precisos aventajandose de los estratos de la piedra. Ésta puede ser lijada y acabada en un segundo momento para obtener sillares u otros elementos arquitectónicos de las más diversas formas.
En las fotos abajo, el corte manual de alcunos sillares para la construcción de los primeros pilares del subterráneo y de las ménsulas de las bóvedas.

 



0 commenti:

Posta un commento

Related Posts with Thumbnails