[ESP] Construcción 100: Cordón saliente

18/11/17 | ۩ | 0 commenti

No voy a ceder la tentación de celebrar este centésimo post sobre la construcción de la Domus con un capítulo de auto-alabanzas, aunque hablaré de algo que representa una meta importante en la realización de mi proyecto.


Con la subida de los muros del pórtico y la finalización de los pilares, he puesto las bases para la puesta en obra del primer cordón de piedra.
Esta pequeña cornisa rompe la continuidad vertical de la fachada y pone en evidencia (por lo menos en este lado del edificio) la finalización de la planta baja. Por esta razón se suele llamar en italiano "cornice marcapiano", ya que marca el paso de una planta ("piano") a otra.

Dicho cordón estará formado por bloques más finos que los demás, alineados según una línea horizontal que sobresale ligeramente hacia afuera, redondeada y moldeada con lijas metálicas.
Es relativamente fácil individuar estos cordones por todo el casco antiguo de Génova, aunque en muchos casos fueron eliminados a cinceladas a la hora de tapiar los arcos de los pórticos medievales.
Uno de mis modelos de referencia son los pórticos de Sottoripa, de los cuales pongo un ejemplo aquí a la izquierda (fruto, en parte, de una extensa campaña de restauraciones llevada a cabo a finales del siglo XIX).

En principio cada pieza va siendo cortada y tallada en la abrazadera, para recibir luego los retoques finales una vez colocada en su sitio.
La primera versión (si así se puede decir) presenta un saliente excesivo, que voy reduciendo después con el uso de las lijas y del Dremel para acercarla más al modelo original.

Mientras sigo colocando las piedras, voy midiendo muros y cornisa con regla y nivel de burbuja. La horizontalidad del cordón es fundamental para convencer al ojo del observador de que toda la estructura está perfectamente alineada, aunque a lo mejor algún detalle no resulte tan preciso como a mi me gustaría.
Además el cordón será la base de apoyo para los arcos del pórtico, uno de los futuros desafíos de esta pequeña gran empresa. Comenzar la construcción de los arcos sobre una base imprecisa no sería ciertamente un buen augurio para el trabajo que me espera.



En breve termino el cordón en toda su extensión, que va desde los pilares frontales a la base de los arcos laterales, extendiéndose por un lado hasta tocar el muro de la torre.
En el interior del pórtico mayor el cordón se interrumpe, dejando las paredes lisas por toda su altura.


En la pared lateral se pueden ver dos agujeros cuadrados. Éstos marcan la posición de los andamios allá donde supuestamente se insertarían en el muro. Pero desarrollaré mejor este tema en un próximo post.
Ahora veamos el cordón después de los diversos interventos de "reducción":


El siguiente cordón llegará sólo coincidiendo con el suelo de la primera planta y con los arquitos salientes de la fachada. Así que, antes de llegar a verlo, no nos faltarán cosas por hacer...


Lo que podemos hacer ya es intentar visualizar el espacio que aún nos separa de aquel segundo cordón, superponiendo una vez más la Domus a su proyecto cartáceo.
Aquí tenemos una imágen virtual del aspecto que debería tener la fachada lateral una vez alcanzada la primera planta...


HERRAMIENTAS:
tenazas, lijas, papel de lija, pinzas, Dremel con cilindros abrasivos y disco de diamante
MATERIALES:
pizarra, cola blanca
MEDIDAS (en cm):
altura del cordón: 0,5
saliente: 0,3



Related Posts with Thumbnails