Construcción 08: Escalera de ladrillos (1)

26/12/11 | ۩ |

Para construir la escalera que desde la cantina sube hasta la planta baja, voy preparando una estructura de cemento como ya hice para los muros de los subterráneos.
Esta estructura va a sustituir lo que en la realidad sería el subsuelo rocoso sobre el cual apoya la casa.
Esta vez el molde necesita de un trabajo más cuidadoso, presentando ya el perfil de los escalones sobre los cuales habrá que poner los ladrillos. La estructura debe respetar sin falta las medidas establecidas en el proyecto. Si ésta resultase un poco más larga o un poco más corta, la escalera no coincidiría con las rampas de las plantas superiores y con la puerta de acceso a la cantina que se halla justo encima del último escalón. De este modo se alterarían toda una serie de medidas que sinceramente no sé si estaría en grado de corregir (la escalera ha sido hasta el momento el elemento más difícil de diseñar).



Tras colocar los ladrillos de diversos escalones, comienzo la construcción de las bases de los muros laterales.
Me decido por una disposición oblicua, siguiendo la misma pendiente de la escalera. En la mayoría de la documentación encontrada, las líneas de ladrillos son horizontales incluso junto a las escaleras, pero tengo la impresión de que el muro inclinado confiera un aire más "antiguo" al ambiente.
No puedo evitar recordar las barandillas de madera de las casas romanas, cuyos palos verticales eran perpendiculares a la escalera en vez que al suelo. Si no os habéis fijado nunca en ese detalle, iros a ver la casa de Ben Hur, visible en muchas secuencias de la película, o mejor aún, alguna reconstrucción de domus romana.
En este caso también me concederé una licencia poética, construyendo la base de los muros con listones de madera puestos con la correcta inclinación. Esto lo hago para no gastar tantos valiosos ladrillos, ya que al final esta parte quedará oculta a la vista.



A a escalera que se ve en las fotos aún faltan tres escalones para alcanzar la planta superior. De momento interrumpo la subida y me dedico al relleno de las juntas con el mismo cemento rápido usado para el suelo del sótano.


Entonces coloco el pilar a la derecha de la escalera, que no había insertado antes para que no me molestara mientras lijaba los escalones. Después, siguiendo un súbito impulso, construyo la porción de muro que falta con unos bloques de cemento que decido dejar a la vista sin cubrirlo con ladrillos.
El efecto de este muro también es interesante. Parecería más indicado para una estructura fortificada o para los muros de la ciudad que para una vivienda privada. Probablemente estas piedras son piezas que sobraron de la construcción de las torres de S.Andrea (Porta Soprana) y que el dueño de la casa recibió en obsequio de las autoridades a cambio de sus favores... o quizás sean un "pequeño" recuerdo de la última cruzada en Tierra Santa... ¡Vé a saber!


A la izquierda de la escalera, se encuentra un pequeño hueco que dará acceso a la cisterna del agua. En la foto derecha se comienza a intuir algo, pero la veremos mejor más adelante...


Para terminar, me atreveré a darles a todos un pequeño consejo: tengan cuidado a dónde ponen los pies cuando bajen esas escaleras. Son muy empinadas y, por si no fuera suficiente, el primer escalón está un poco torcido. Trataré de pasarle otra vez el papel de lija, pero ustedes están avisados...






0 commenti:

Posta un commento

Related Posts with Thumbnails