[ESP] Construcción 60: Pavimentación del pórtico (1) - estudios y pruebas

22/01/16 | ۩ |

El pórtico, junto con los almacenes, representa la superficie de suelo más amplia que voy a tener que realizar, por lo menos en la planta baja. Este gran espacio cuadrado, sobre el cual se abre el arco ogival de la fachada, representa una parte muy importante en el complejo de la Domus. Aquí tiene lugar parte de la actividad comercial, pero es también un lugar de uso familiar, sobre todo en las grandes ocasiones. De hecho a menudo las casas medievales genovesas no disponían de un patio interior (algo que se haría más común en épocas posteriores), así que los dueños utilizaban este espacio para organizar eventos y celebraciones, por supuesto aprovechando la ocasión para lucir su riqueza delante del pueblo.

Mis primeros estudios para el diseño del suelo se orientaban hacia una repartición del espacio en 4 partes iguales, siguiendo el retículo de los muros construidos hasta ese momento. Toda la superficie estaría cubierta por losetas de pizarra dispuestas en diagonal alrededor de una cruz central (en un primer momento de mármol blanco). La prueba de al lado, efectuada sin cortar las piedras, tenía como objetivo visualizar esta solución.

Me di cuenta sin embargo que de esta forma el espacio no sería adecuadamente valorizado, mientras una pavimentación uniforme de todo el pórtico acentuaría aún más su extensión.

Tomé entonces en consideración la idea de realizar un suelo más irregular, disponiendo grandes losetas desiguales de manera más o menos casual, hasta cubrir toda la superficie. Ésta era una solución adoptada muy a menudo en la pavimentación de espacios exteriores, pero me parecía muy poco elegante para el pórtico principal de un palacio noble.
Así que opté para un diseño en dos colores, donde las piezas estén colocadas según un patrón preciso y repetido.
Tenía en la cabeza dos suelos en particular: uno va alternando grandes losetas negras de forma octogonal con otras más pequeñas cuadradas, de mármol blanco. Muy común en los edificios del casco antiguo, pero muy poco medieval (en la imágen, la terraza del Palazzo Rosso - 1671).


El segundo, también de piedras blancas y negras, lo pude observar en una terracita del Castello D'Albertis, excéntrico edificio del siglo XIX que a pesar de no ser medieval. reproduce y mezcla elementos góticos según el gusto de la época.


Este segundo modelo me pareció mucho más adecuado para el pórtico así que, como de costumbre, voy a realizar una pequeña prueba de corte y composición con las piedras.
El material usado será por supuesto la pizarra por lo que se refiere a las piezas oscuras, mientras los cuadritos blancos serán realizados con las mismas teselas cerámicas de la entrada principal.

En esta ocasión trato de estudiar un método de corte de la pizarra que me permita obtener en poco tiempo muchas piezas de igual tamaño, pero tras varios intentos efectuados con el Dremel y la regla metálica, acabo tirando la toalla. De hecho la pizarra, si cortada en tiras tan finas sin seguir su estratificación natural, resulta bastante frágil y se rompe antes de que el corte termine.
Así que voy dando forma a las losetas cortándolas una a una, perdiendo mucho tiempo pero obteniendo un mejor resultado.

Para terminar este primer capítulo "preparatoria" dedicado a la pavimentación del pórtico, les dejo una primera muestra de composición del suelo:


Y un estudio a lápiz realizado antes de la puesta final:






0 commenti:

Posta un commento

Related Posts with Thumbnails