[ESP] Construcción 55: Portón principal (1) - estructura de madera

20/11/15 | ۩ |

Desde hace tiempo venía estudiando cómo construir el portón, y aunque me parecía muy pronto pensar en ello (aún quedaba por terminar el suelo de la entrada) no quería dejarlo demasiado atrás, bien recordando los problemas encontrados en la construcción de la primera puerta.

Con respecto a la anterior, esta deberá tener una estructura más sólida y un aspecto más rico. De hecho se trata del portón principal de la Domus, no de un acceso de servicio o de una puerta cualquiera.
La gran anchura del umbral me lleva desde el primer momento a diseñar una puerta de doble hoja, que incluya por practicidad una puerta más pequeña suficiente para dejar pasar una persona.
Por supuesto la practicidad será de los inquilinos y no mía, ya que como siempre me voy a complicar la vida con detalles milimétricos...

Mientras la puerta de la cantina era de una sola hoja enmarcada en la superficie interna, esta vez será mejor construir algo más resistente: las tablas serán dispuestas en dos capas clavadas entre ellas, horizontales las externas y verticales las internas, según las indicaciones encontradas en el Manuale del recupero di Genova antica.
La abertura más pequeña se hallará en la hoje de la izquierda (para quien mire desde afuera) y toda la estructura estará enjuiciada a las paredes por piezas de hierro.


Un último detalle está representado por los clavos de hierro que decorarán las tablas externas. En Génova se solían usar clavos de cabeza redonda, así que tendré que conseguir alfileres con cabeza semiesférica o algo que pueda adaptarse a mis exigencias...

Pero empecemos la construcción del portón por la primera fase, es decir el corte de las tablas. Voy a usar una madera diferente de la que usé para la otra puerta, que ya había testado realizando la primera hoja provisional para la cisterna.


Para llevar a cabo esta operación uso el cutter con una hoja nueva para conseguir un corte más preciso. No todas las tablas salen de la forma correcta, así como no todas las roscas salen con el agujero (famoso refrán italiano)... Afortunadamente la materia prima no falta, y una vez alcanzado un número suficiente de piezas, comienzo a seleccionarlas y cortarlas en las medidas útiles.



Ahora ya puedo pegarlas, terminando antes la hoja derecha y luego la izquierda, más complicada por la presencia de la puertecita.
La anchura de las tablas horizontales es mayor en la parte baja de la puerta y menor en la de arriba (otro detalle adquirido por mi documentación bibliográfica).



Además, en el ensamblaje hay que tener en cuenta del tope, obtenido diferenciando la anchura de las capas interior y exterior para que las dos hojas apoyen la una sobre la otra. De este modo, en posición de cierre, no quedarán fisuras y la puerta será más resistente.


Y con eso creo que de momento se acabó el trabajo del carpintero. La próxima vez le tocará al herrero...

MATERIALES:
madera, cola blanca

HERRAMIENTAS:
cutter, espátula, abrazaderas

MEDIDAS (en cm):
hoja derecha: 6,6 x 2 x 0,4
hoja izquierda: 6,6 x 2,3 x 0,4
puertecita: 3,4 x 1,5




0 commenti:

Posta un commento

Related Posts with Thumbnails